11 junio 2006

Te voy a contar II

Viste que ayer jugamos el primer partido del Mundial? Bueno, fuí a verlo a la casa de Feli, éramos una banda pero mayoría de mujeres, lo que trajo como consecuencia que no pudiéramos expresarnos libremente pero todo solucionable, nada preocupante.
Al terminar el partido cada uno iría hacia otros lugares para hacer sus cosas asi que agarré mi mochilita negra, me enchufé con mi Ipod y caminé las cuatro cuadras que me separaban de la casa de Feli hasta la parada del 41. No había terminado de caminar 50mts cuando levanto la vista y en el cielo veo una luna llena impresionante, plena, blanca, sonriente, magnética y no pude evitar buscar una sola canción y repetirla hasta el infinito: "Escríbeme".
Cuánto se puede tardar en caminar 4 cuadras? tres minutos? Bueno, yo tardé 15 (no se te ocurra llamarme andaluza porque es verdad, eh??!!) porque me paraba en las esquinas, la miraba y cantaba una, dos, tres, veinte veces lo mismo y pensaba que tal vez en ese momento los dos podíamos estar conectándonos a través de ella. Al llegar a Mansilla y Larrea me quedé un rato largo parada mirando la luna, siempre con la misma canción sonando una y otra vez, cantándola como si estuviera sola en la ciudad y creyendo fervientemente en que en algún rincón del mundo estarías para escucharme.
Llegué a casa, me dormí temprano y hoy a las siete menos cuarto me levanté cuando Oti T. reclamaba su salida matutina para recorrer cuánto árbol encuentra en la manzana. Ahora que acabo de escribir esto me parece escuchar tus palabras: "Pero mi Niña, qué le dije yo con esas salidas a esa hora? que Otito espero a que haya luz de día y sino que aprenda a hacer en el balcón, que para UD es peligroso salir sola a esa hora y yo no quiero que le pase nada". Pero bueno, Oti T. hizo todo lo que debía, volvimos a casa, me cambié, me hice un par de trenzas de domingo a la mañana, guardé en el bolsillo del jogging un cartoncito de jugo de naranja, me llevé una botella de agua mineral y una vez más enchufada al Ipod partí hacia los lagos de Palermo.
No sabés qué linda estaba la mañana!! Hacía frío (no encuentro mi bufandita turquesa asi que se me congeló el cuello y la nariz) pero si dejabas de lado ese detalle y te concentrabas en los rayos del sol sobre el lago, en la copa dorada o roja de algunos árboles y en el aroma a pasto húmedo, lo demás era un detalle insignificante.
Mientras caminaba escuchando música pensaba en muchas cosas, sonreí al escuchar decir al Nano en una estrofa de Mi niñez: "Tenía una novia morena, que abrió a la luna mis sentidos" y al ver los bancos al borde del lago bañados de sol tuve una imagen clarita, como las gotas de rocío. De pronto te ví sentado junto a mí, descansando, mirando a través de mis ojos, vos bien abrigadito y yo así, como soy casi siempre, medio despistada, medio olvidadiza pero siempre más preocupada por el otro que por mí, charlando, sabiendo que al regresar nos esperaba una casa y un desayuno compartido, Oti T. dando vueltas por el bosque siempre vigilado por los dos y nosotros hablando en voz baja, formando parte del paisaje, hilando paz, desafiando lo inevitable, siendo felizmente invencibles.


Powered by Castpost

3 Satélites Lunares

Caminó por la Luna Blogger Psicodélica star

Te juro que me acordé de vos anoche cuando vi la luna.

3:45 p. m.  
Caminó por la Luna Blogger Mafi

Gracias Boni! Viste que luna increíble? Parecía dibujada, como formando parte de una escenografía perfecta.

8:39 p. m.  
Caminó por la Luna Blogger Aleasis

me ha encantado la musicaa que pusiste que buena...esta muy entretenido tu blog ^^

7:14 a. m.  

Publicar un comentario

< Volvamos a la Sombra